Un hotel en tubos

La idea del Tubohotel surgió cuando T3arc construyó Cafe Cinco, un estudio para artistas con servicio de cafetería situado en el pueblo Ahuatepec, Morelos en México. Se trataba de un proyecto de presupuesto limitado con la necesidad de dar servicio a los artistas y los vecinos mediante una cafetería ecológica. Existía la obligación de crear un baño para los usuarios. El bajo presupuesto sin embargo obligó a los arquitectos buscar una alternativa a los baños tradicionales. En la búsqueda de soluciones, el equipo creativo del proyecto se encontró con un caso análogo en Austria, construido por el arquitecto Andreas Strauss en el 2006. El arquitecto reciclaba tubos de cemento para adecuar habitaciones en un hotel. Contactando una empresa especializada en tubos de cemento, descubrieron que los tubos de drenaje con las características exigidas eran más caros que una construcción normal. Gracias a la ayuda del proveedor de tubos consiguieron reciclar un tubo de 2.44m de diámetro por 3.50m de largo, que al tener errores de fabricación se pudieron comprar a un precio asequible haciendo promoción para la compañía dejando el sello impreso en cada tubo.

Al hacer el baño y conocer las características espaciales del tubo, la familia Anderson, apasionada por México y sus alrededores, en especifico de Tepoztlán, deciden desarrollar la idea de un hotel con las mismas características que Desparkhotel.

Se buscó primero un terreno adecuado que pudiera permitir a los tubos formar parte del paisaje y de las faldas de la sierra del Tepozteco.

Definitivamente no se trata de una construcción específicamente económica, pero si se trata de un sistema constructivo mucho mas accesible en cuestión de gestoría, logística y tiempo. Se contaba con aproximadamente US$120mil para desarrollar un conjunto de 20 habitaciones.

El objetivo era tener la posibilidad de construir un hotel en un periodo de 3 meses y a un costo accesible para dar servicio al turismo de Tepoztlán.

Con una proyección de 20 habitaciones, se inicio la construcción de los primeros módulos. A diferencia del hotel de Andreas Strauss se colocaron las habitaciones de tubo, piramidalmente en módulos de tres, aprovechando el terreno al máximo.

Cada uno de los tubos ocupa una área de aproximadamente 9 m2 y 6 m2 de escalera, disfrutando de un terreno de 500m2 en las faldas de la montaña, rodeado de ciruelos que forman un magnifico paisaje.

Diseñado por T3arc

Lo hemos visto en blogdeldiseno.com

Fotografía por Luis Gordoa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s