Roscón de Reyes

6657775927_91f395e730_bYa faltan muy poquitos días para que vengan los Reyes Magos….que nervios. Y para endulzar ese día tan especial, no puede faltar el Roscón de Reyes.

Si eres cocinillas y te apetece hacer tu propio Roscón, a continuación te enseñamos paso a paso una receta que hemos encontrado en el blog cosinesdepicuni.
Importante y antes de comenzar, recuerda comprar previamente todos los ingredientes. Además, debes disponer de tiempo para poder hacerlo bien, ya que se debe esperar a que la masa suba.

INGREDIENTES:

Para preparar la masa madre:
– 70 g de leche entera
– 10 g de levadura fresca de panadería (en el super, en la zona de yogures, no vale levadura tipo Royal)
– 1 cucharadita de azúcar
– 130 g de harina de fuerza (en la mayoría de supermercados la tienen)Para la masa:
– 60 g de leche entera
– 70 g de mantequilla a temperatura ambiente
– 2 huevos medianos
– 20 g de levadura fresca de panadería
– 25 g de agua de azahar  (La venden en supermercados de la marca Vahine. Se puede sustituir por un chorrito de Ron)
– 450 g de harina de fuerza
– 1 pellizco de sal
– Los 120 g de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja

Para la decoración:
– Huevo batido
– Azúcar humedecido con unas gotas de agua
– Naranjas confitadas (al gusto)
– Guindas en almíbar (al gusto)

Para el azúcar glas aromatizado:
– 120 g de azúcar glas
– La piel de medio limón, sólo la parte amarilla
– La piel de media naranja, solo la parte naranja

PASOS:
  1. Comienza preparando el azúcar aromatizado. Para ello ralla la piel de los cítricos (ojo, sin llegar a la parte blanca) y mezcla con el azúcar glass. Reserva.
  2. Sigue preparando la masa madre. Deshaz con los dedos la levadura en la harina, y mezcla todos los ingredientes de la masa madre hasta formar una bola. No es necesario que quede un masa lisa y uniforme, solo formar una bola compacta.
  3. Llena un bol con agua templada, y coloca la bola en él (“agua templada” significa que al meter un dedo en ella no notas ni frío ni calor). Deja ahí la bola hasta que aumente su tamaño y flote. Suele tardar entre 15 a 60 minutos.Cuando la bola de masa madre esté lista para usar, sigue preparando la masa principal.
  4. Para ello, debes deshacer con los dedos la levadura en la harina. Agrega la leche, los huevos, el azúcar aromatizado, la pizca de sal y la masa madre que has preparado previamente, y mezcla todo muy bien.
  5. Pasa la masa del roscón a una superficie de trabajo como la encimera, y comienza a amasar. Si la masa te resulta demasiado pegajosa puedes embadurnarte las manos con un poco de aceite, así como la superficie donde vayas a trabajar, y así la masa será más manejable.
  6. Amasa unos 5 minutos, y agrega la mantequilla poco a poco mientras sigues  amasando. Amasa otros 10 minutos aproximadamente, hasta que obtengas una masa lisa y homogénea.
  7. Forma una bola, y la dejamos reposar en un bol tapado con un paño hasta que doble su volumen. Normalmente este proceso lleva una hora o dos, pero no te preocupéis si tarda más tiempo.
  8. Cuando la masa haya doblado su tamaño, amasa ligeramente para desgasificar. 
  9. Corta la masa en porciones de unos 50-70 gr.
  10. Coloca las bolas de masa en un molde redondo desmontable, separadas ligeramente las unas de las otras, como un dedo de separación, y formando un círculo. Si colocas un papel de hornear en la base del molde, facilitará el desmoldado, aunque no es necesario. El molde no es necesario, pero facilita que el roscón salga perfectamente redondo. Si te preocupa que durante el levado u horneado pueda cerrarse el agujero central del roscón, coloca un aro de papel de aluminio o vegetal con aceite en el centro del roscón.
  11. Con un pincel pinta con leche el roscón y déjalo un par de horas, hasta que la masa haya duplicado su volumen.
  12. Cuando veas que ya está listo, precalentar el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.
  13. Introduce en la parte central del horno, y hornea unos 20 minutos. Si ves que el roscón se tuesta demasiado pronto, cubrir con papel de aluminio.
14. Adórnalo con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas. En este caso sólo se ha utilizado azúcar.
15. Déjalo reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellénalo al gusto con crema, nata, chocolate…o puedes comerlo directamente.

En el siguiente vídeo que hemos visto en huevosfritos.com podréis ver los pasos:

Qué aproveche!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s